Rio Xeraco (Rio Vaca)

P1010064-t.jpgP1010065-t.jpgP1010067-t.jpgP1260397-t.jpgP1260399-t.jpgP1260401-t.jpgP1260403-t.jpgP1260404-t.jpgP4120002-t.jpgPC020079-t.jpgPC020085-t.jpgPC020089-t.jpgPC120145-t.jpgP1010139.jpg

© imágenes: xeracoterrA

LA VACA, NUESTRO RIO
 
El corriente fluvial por exeléncia de nuestro término és La Vaca, llamado también rio Xeraco.
 
Su nacimiento es encuentra en la Fuente Mayor de Simat, siendo el caudal de agua que de ella  emana el mayor de toda la Valldigna y constituyendo junto con el Monasterio de Santa María, uno de los lugares más dignos de admiración de toda la zona.
 
Desde su nacimiento hasta su desembocadura, recorre practicamente de oeste a este todo el territorio de esta bella subcomarca, cruzando los términos de Simat, Benifairó y Tavernes, hasta llegar a nuestro pueblo para desembocar en la conocida Gola y haberse convertido en la frontera entre el término de Xeraco y el de Gandia.
 
 Las características de nuestro rio son comunes a la gran mayoria de las corrientes de la vertiente mediterrànea, de los cuales forma parte, estando determinadas por el relieve y clima de la zona.
 
Los rasgos pluviométricos característicos determinan que tenga un régimen muy irregular con un caudal mínimo o nulo durante la mayor parte del año, pero con avenidas más o menos fuertes cuando llegan. en  otoño, los temporales de levante, como ha sido el caso de la riada del pasado  1997 y también las lluvias de cierta intensidad que habitualmente tienen lugar hacia la primavera.
 
 Su curso sluperior está foramado por la abrupto y recortado barranco de la Vaca, el caul se convierte al llegar a la plana de Simat, en una pedregosa rambla de márgenes difusos, muchos de ellos invadidos por las tierras de cultivo. Es en esta zona del rio donde se encuentran los «assuts» de la Font, Ast, Malet y Tavernes els quals son aprovechados para distribuir las aguas para el riego y foram unas vistosas cascadas cuando el rio lleva agua en abundáncia.
 
Es su paso por Tavernes, el cauce aumenta considerablemente de anchura para volver a convertirse en una rambla más estrecha a la salida de la población; al llegar a las marjales, para un grán acequia durante una distáncia bastante considerable, per en su cauce se vuelve a ensanchar y ya el curso bajo se convierte en una espécie de rio propiamente dicho, con un caudal muy regular y lento hasta llegar a su desembocadura con la mítica Mediterránea.
 
En realidad, la Vaca no se puede considerar propiamente un rio, pues és el producto de grandes resurgimientos kársticos del Mazizo del Montdúver.
 
Al llegar a las marjales se convierte en un auténtico canal de drenaje donde se recogen las filtraciones subterráneas provinientes de los mazizos y «aiguamolls» de Xeresa y Gandía a través de las acéquias de la Ratlla, Auir, Trevessera, Trénor, Massalari y Gat entre muchas otras.
 
 
Al brollador del Clot de la Font, situat a la partida de l’Onbria de Tavernes, naix el Vedell, correntiu que es pot considerar con l’afluent natural de La Vaca i que aporta el seu humil cabal molt prop de la zona del Braç.
 
Ahora, se puede observar como el cauce original ha estado desviado por la acción humano cerca del Camino Real, construyendose un canal de drenaje que discurre paralelo a los limites de los términos de Xeraco y Tavernes hasta llegar a la zona marítima original llegándose a llar «El Braç»
 
El rio recorre su tramo final  todo el término de Xeraco de Norte a Sur-Este, estando la zona más amplia,
 
El riu recorre el seu tram final tot el terme de Xeraco de Nord a Sub-Est, estant la zona més ampla, vistosa i característica de estos corrientes fluviales.
 
La parte más ancha y profunda, que posee un encanto muy especial, es conocida con el nombre de Gorg, lugar donde se encuentra la Torre de Guaita y que tiene un encanto especial. Se siente la nostálgia de los recuerdos de la infáncia cuando se iba a nadar al Gorg y se lanzaba uno a las aguas limpias que en esos tiempos habia, encima de la viega tuberia que atravesaba el rio. A partir de este tramo, la Vaca lleva un buen caudal y el cauce se vuelve ancho. Toda su ribera se encuentra atrapada de una exuberante vegetación de cañas, senill, bova, junqueras, etc…..

És el lugar de encuentro de pescadores de caña; pescadores de paciencia probada, pues hoy, por desgrácia la pesca ya no és tan abundante como antes lo era y ya no se puede ir a casa con el capazo casi lleno de peces. El tramo final corre paralelo al liminte de los términos de Xeraco y Gandia como ya hemos comentado antes, así, después de atravesar el primer gran monstruo de cemento que constituyen las compuertas y atravesar poco después la mota, se transforma en la Gola, y se funde en la mar para mezclar su aguas, en algún tiempo dulces, claras y límpias con el mediterráneo.